www.visitportugal.com

Live Chat

Hoteles chic rurales en Portugal

L'AND Vineyards Wine Resort

Portugal por... Condé Nast Traveler

Por qué hay tanto hoteles tan bien pensados en el campo portugués es un misterio. O no. En cualquier caso no hay explicación científica que justifique el alto nivel de estilo rural chic de nuestros queridos vecinos. Es una tendencia que dejó de serlo hace tiempo para convertirse en una manera de entender el ocio. Y la vida. Porque quien sabe disfrutar de su tiempo libre ya tiene los deberes hechos.

Podemos jugar a averiguar qué factores han contribuido a que el país se vea salpicado de estos hoteles tan atrevidos, tan hermosos y tan bien diseñados. Vamos allá: se trata de lugares de ambición contenida. Ninguno quiere conquistar el mundo, ni convertirse en un sello planetario. Son lugares de tamaño reducido, de trato cercano y sin ínfulas. Eso es muy portugués. Otro factor es la reivindicación de sus raíces. Son lugares 100% locales, proyectados por locales pero, eso sí, con vocación internacional. La palabra “glocal” la conocen bien. Como son lugares pequeños y, suelen ser de gestión independiente o familiar, no tienen nada que perder. Es decir, pueden ser todo lo arriesgados que quieran. Por eso, encontramos hoteles de corcho u otros con el sueño de arena. Solo se puede ganar.

Estos son algunos ejemplos, repartidos por todo Portugal con un estilo especial. Ninguno está en una gran ciudad. A todos los miramos con envidia. Envidia sana. La clásica envidia del vecino que admira lo que el otro tiene.

PORTO E NORTE
Carmo´s Boutique Hotel. Ponte de Lima
Situado en el norte del país, casi en la frontera con España, este hotel concentra todas las virtudes de la nueva hostelería portuguesa. Tiene solo tres suites y doce habitaciones de prestigio, todas ellas de decoración imprevisible, jugueteando con el pasado y el presente. Su spa recupera tratamientos milenarios, como los baños 100% en leche de cabra.
www.carmosboutiquehotel.com

Pedras Salgadas
No es un hotel, son eco-casas, que no es lo mismo ni parecido. Son siete y están semiescondidas en una zona termal y de vegetación espesa. Han sido proyectadas por el arquitecto Luís Rebelo de Andrade con toda la intención de no parecerse a nada de lo que hay alrededor. El exterior se mimetiza con los árboles, el interior, en contraste, es blanco y linear. Todas las casas tienen acceso al Pedras Salgadas Spa & Nature Park, un parque termal diseñado por Siza Vieira. Fetichistas de la arquitectura contemporánea y del termalismos, esto es para vosotros.
www.pedrassalgadaspark.com

Design Wine Hotel
El vino es una de las señas de identidad de nuestros admirados vecinos portugueses. Por eso, los eno-hoteles tienen todo el sentido. Son pocos los que hay pero excelentes, que en Portugal no se andan con medias tintas. Este no está en el campo, sino en un pequeño pueblo. Que no despiste la fachada de su casa, una hermosa casa de paredes encaladas y arquitectura vernácula. El interior es loco. Sus 23 habitaciones temáticas son todas diferentes y de diseño inesperado. La bodega repasa vinos del país deteniéndose en los del Duero y los vinhos verdes de Alvarinho e Loureiro.  También cuenta con la Whitebox: una estupendo espacio de arte. Y todo esto, en un pequeño pueblo.
www.designwinehotel.com

CENTRO
Casas do Coro-Marialva
Un lugar insólito. ¿Es un pueblo o un hotel? Las Casas de Coro son un conjunto de  casas situado en la aldea medieval de Marialva, clasificada como una de las 10 aldeas históricas de Portugal. Marialva son las Casas y viceversa. Las hay de todos los tamaños, para familias o enamorados que no quieren cruzarse con nadie mas que con ellos mismos.  Hay diez casas y suites, todas ellas exquisitas, sin más adornos que los imprescindibles para el confort o la contemplación. Incluye spa y obsesión por el buen vino. Un refugio perfecto en días fríos o cálidos, de día o de noche.
www.casasdocoro.pt

Casa da Insua-Penalva do Castelo
Quizás sea este el hotel más clásico de nuestra selección. Y hoy, nada hay más moderno que ser un clásico seguro de sí mismo, como esta mansión solariega barroca. Fue construida en el siglo XVIII por Luís de Albuquerque de Mello Pereira e Cáceres, Gobernador de Cuiba y Matto Grosso, hoy es un hotel de cinco estrellas. Mantiene su historia, literalmente cada cuarto tiene la suya, pero se adapta a la era de Twitter con su cocina local reinterpretada y su confort siglo XXI. La Casa da Insua cuenta con vinos propios y, por supuesto, es imposible dormir aquí y no tomar alguna copa. Imposible y poco recomendable.
www.casadainsua.pt

Areias do Seixo-Póvoa de Penafirme
Todo lo que se espera de un auténtico hotel-eco está aquí contenido: fuerte conciencia ambiental, comida local, productos bio, apoyo en la comunidad …. El plus es el diseño. Esta es la respuesta a la tendencia de hotel rural mínimal: aquí hay curvas, texturas y recuerdos de China, la India y Marruecos. Tiene catorce habitaciones y cuatro villas que acogen de dos a siete personas. Está frente a la playa y a solo media hora de Lisboa. Y, por supuesto, lo necesitamos con urgencia.
www.areiasdoseixo.com

ALENTEJO
Ecorkhotel, Évora Suites & SPA, Évora
Un hotel de corcho. Con este titular tendríamos suficiente para captar la atención. El corcho tiene todo el sentido: es parte de la Naturaleza y la cultura vinícola de la zona. Además es un material natural, local y sostenible. Además, es un aislante natural estupendo. Si, además, se aplica a una arquitectura de vanguardia, el proyecto no puede ser más contemporáneo. Este hotel se compone de 56 suites en pleno campo alentejano, todo lo salvaje y árido que se espera. Para compensar. Hay sombras y una estupenda piscina. Acaba de ser inaugurado y va a dar mucho que hablar.
www.ecorkhotel.com

Villa Extramuros, Arraiolos
No hay que cruzar el mundo para sentirse aventurero. El Alentejo te hace sentir así. Esta tierra es árida, elegante y su cultura es potente. Los lugares que encontramos ahí no tienen miedo de  confrontar arquitectura de vanguardia con paisaje. Villa Extramuros es una revisión de la casa de campo tradicional. Está decorada con muebles clásicos del siglo XX y tiene solo cinco habitaciones. La piscina, con vistas al olivar es, como el resto de la villa, fotogénica como Kate Moss, como el Chrysler Building. Pero quizás lo mejor sean las vecinas: unas preciosas ovejas.
http://villaextramuros.com

Casa da Ermida, Elvas
Solo la localización es ya insólita. Esta casa de huéspedes está muy cerca de la frontera española, en una península sobre el río Tajo, en la reserva de Caia. Merece la pena cruzar la invisible frontera que une España y Portugal para descubrir este lugar tan virgen. Las habitaciones tienen vistas al extraño lago que se forma en torno a la casa. La casa es bonita y su trato, familiar. Transmite una paz que quizás no sepamos que existía. No hay televisión, esa ordinariez tan innecesaria.
www.casadaermidadesantacatarina.com

L´AND Vineyards Luxury Wine Resort, Montemor-o-Novo
Si se puede estar en la cama mirando las estrellas, ¿por qué no hacerlo?. Dicen que el cielo del Alentejo es uno de los más limpios de Europa. Por eso, las habitaciones han sido pensadas para que el techo se pueda descorrer, de manera literal, como el de un coche descapotable. Este hotel es un proyecto del arquitecto brasileño Márcio Kogan, una vuelta de tuerca a eso tan romántico que significa dormir al raso. Además, este hotel tiene un vínculo estrecho con el mundo del vino. Imaginarnos en una suite del L´And, con las estrellas sobre nuestras cabezas y una botella de buen vino al lado nos produce escalofríos de placer.
www.l-andvineyards.com

Malhadinha Nova, Beja
Este lugar cumple todos los requisitos de un hotel rural contemporáneo portugués. Es un proyecto de una familia empecinada en recuperar y resucitar  sus tierras y su herdade (finca) del Bajo Alentejo. Todo en Malhadinha es una celebración de las raíces.  Los protagonistas, además de los huéspedes, son los vinos locales, la vaca y el cerdo de la zona y su olivar. Que no engañe su aspecto de casa tradicional: este hotel es puro presente: lo es su piscina, sus sillas, y sobre todo, su espíritu.
www.malhadinhanova.pt

Casas na Areia, Comporta
El sueño bohemio-chic de muchos: una cabaña en Comporta. Madera alrededor, arena bajo los pies (descalzos) y el Atlántico de fondo. Eso es todo lo que piden los que conocen este paraíso secreto, pero cada vez menos. Estas cuatro casas llevan esto al extremo: el mismo suelo es arena. Es una idea del estudio de arquitectura Aires Mateus y es absolutamente no apto para los que busquen escapadas con tacones o mocasines.
http://casasnaareia.com

ALGARVE
Fazenda Nova, Tavira
Tavira es popular porque es encantadora y viceversa. Esa fama de lugar amable, con regusto inglés y playas infinitas no la exime de tener lugares tranquilos como este. Fazenda Nova es una antigua granja rehabilitada con eso llamado buen gusto que sí existe; cuenta con diez suites con vistas y acceso al jardín. Y qué jardín. Es un jardín que pide libro y copa de Oporto.
www.fazendanova.eu

Villa Vidro, Vilamoura
Hay gente que, en sus vacaciones quiere vivir como un local. Son los que prefieren alquilar una villa. No se lo reprochamos. Sobre todo si es como Villa Vidro. Está en pleno Algarve, a un paseo de la playa, cerca de los campos de golf (que los golfistas necesitan un green cerca) y es perfecta tanto para una gran familia o a un grupo de amigos. Tiene todo lo deseable para noches de primavera/verano: bicicletas, piscina, barbacoa..Eso sí, siempre en un entorno muy chic.
www.thehideawaysclub.com

Vila Valverde Design & Country, Praia da Luz
Una finca del siglo XIX reconvertida en un espacio moderno, en el mejor sentido de la palabra Situado en la Praia da Luz tiene solo quince habitaciones. El secreto de este lugar es su uso del espacio, la amplitud y la luz que se disfrutan. También el diálogo tan bonito que establece con su entorno. Las opciones de disfrute son enormes: su estupenda piscina exterior en verano y interior en invierno, paseos en bicicleta, catas de vino en su bodega, o, simplemente, paseo por los jardines.
www.vilavalverde.com

Martinhal Beach Resort & Hotel, Sagres
Hay que perderle el miedo a la palabra resort cuando se aplica a lugares así. Entre un parque natural y la playa se encuentran este hotel de cinco estrellas y sus villas familiares. Es austero pero no impersonal, contemporáneo pero user-friendly, discreto pero ni aburrido. Martinhal hace felices a los niños con su oferta acuática y de ocio y a los mayores porque los hará sentir adultos evolucionados. Y a todos, porque es un buen hotel frente a uno de los mejores mares de Europa. Algo que nunca falla.
www.martinhal.com

Quinta da Amendoeira, Amendoeira
Cuatro hectáreas para doce personas. Esta es la densidad de esta quinta que equilibra aislamiento y buena localización. Es decir, quien quiera perderse, este es el lugar, pero quien quiera vida social, la tiene en las cercanas playas del Algarve y en pueblos como Loulé. Cuenta con una piscina magnífica de agua salada y terrazas y rincones donde dedicarse a leer o al ver pasar la vida. El encanto de este lugar radica en su serenidad. Transmitir paz no se puede impostar: surge o no surge y aquí, ese milagro, existe. La villa se alquila al completo.
www.quintaamendoeira.com


Explorar Explorar
Ver más
Mapa
Recordar y compartir
Fábio Carvalho
Intervenção Urbana Aposto, de Fábio Carvalho Azulejos de papel aplicados (...)
Kat Piwecka
Kat Piwecka Photography www.katpiwecka.pl www.travelphotographer.pl
Eventos Eventos
Ver más
Fiestas de Semana Santa
Fiestas de Semana Santa
Asista a la Semana Santa de la antiquísima ciudad de Braga, en la región de (...)
Búsqueda avanzada
Planificación Vea los favoritos que ha seleccionado y cree su plan o su folleto
¿Ha olvidado su contraseña?
Inicie sesión a través de las redes sociales
*Por favor, espere. *Le enviaremos las instrucciones para la recuperación de la contraseña a su dirección electrónica. *Correo electrónico no enviado. Inténtelo de nuevo.
Inicie sesión a través de las redes sociales