www.visitportugal.com

Live Chat

Visita a Aveiro

Ria
Lugar Aveiro
Foto: João Paulo
Photo: João Paulo

Para no perderse
  • dar un paseo en moliceiro por los canales de la ría
  • recorrer la ciudad en “buga”
  • probar los deliciosos ovos moles
  • seguir la Ruta del Modernismo
  • admirar la talla dorada de la Iglesia del Convento de Jesús

Al visitar Aveiro descubrimos un paisaje marcado por el agua.

Junto al mar y a la ría, una red de canales por los que pasean barcos moliceiros atraviesa Aveiro. Estas alargadas y coloridas embarcaciones servían para recoger algas y sargazo, aunque en la actualidad se utilizan para paseos turísticos. Realizar la visita a pie tampoco supone demasiado esfuerzo, ya que la ciudad es llana, y al que le guste pedalear puede optar por las “bugas”, las bicicletas que ofrece el Ayuntamiento de Aveiro de forma gratuita. 

Aveiro posee un conjunto de edificios de estilo modernista que merece la pena ver. Gran parte está situado junto al canal principal, pero existen algunos fuera de las rutas tradicionales e, incluso, en otras localidades. La ubicación de los edificios se encuentra indicada en la guía disponible en la Oficina de Turismo y también podemos ampliar nuestros conocimientos sobre este estilo en su Museo. 

Otro lugar de obligada visita es el Museo de Aveiro situado en el Convento de Jesús, en el que podemos admirar el Mausoleo de la Princesa Santa Juana y la talla dorada que decora el interior de la iglesia. También la encontraremos de forma muy profusa en el interior de la Capilla del Señor de Barrocas y con menos exuberancia en la Iglesia de la Misericordia, en la que destaca su pórtico manierista. Aquellos que aprecian la arquitectura contemporánea portuguesa no se deben perder los edificios de la Universidad. 

Los “ovos moles”, dulce confeccionado con huevos y azúcar, es un emblema de la ciudad y se venden en barricas de madera o envueltos en una corteza de oblea con diversos formatos. Pero antes del dulce, podemos reconfortar el estómago con las delicias que el mar ofrece, como el marisco, el pescado a la parrilla o en calderetas y las anguilas, típicas de esta región y que se sirven en caldereta o escabeche.

Ovos moles

En las proximidades
En los alrededores hay varios lugares que vale la pena conocer. Podemos atravesar la ría en barco, pasando por entre las salinas y admirar la blancura de la sal, que en la época estival forma pirámides que se secan al sol. Del otro lado, a unos 15 minutos queda la Reserva Natural de las Dunas de São Jacinto, que cuenta con playas casi salvajes.

Aquellos que prefieren más animación pueden poner rumbo al sur hasta la Playa de Barra, donde se encuentra el faro más alto del país, o hasta la Costa Nova, conocida por los palheiros (casas de veraneo) a rayas. Muy cerca queda Ílhavo, ciudad de gran tradición pesquera bien documentada en su Museo Marítimo.



Búsqueda avanzada
Planificación Vea los favoritos que ha seleccionado y cree su plan o su folleto
¿Ha olvidado su contraseña?
Inicie sesión a través de las redes sociales
*Por favor, espere. *Le enviaremos las instrucciones para la recuperación de la contraseña a su dirección electrónica. *Correo electrónico no enviado. Inténtelo de nuevo.
Inicie sesión a través de las redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación y no guarda datos identificativos de los usuarios.
Poderá desactivar esta función en la configuración de su navegador. Para más información, consulte las Términos de Uso

close