www.visitportugal.com

Live Chat

Ruta del Románico

Detalhe de Portal da Igreja de S. Pedro das Águias ou de São Pedro Velho
Lugar Granjinha
Foto: Câmara Municipal de Tabuaço
Photo: Câmara Municipal de Tabuaço

Para no perderse
  • visitar Amarante, una bonita ciudad atravesada por el río Támega, en la que destaca la Iglesia de San Gonzalo y el Museo Amadeo de Sousa-Cardoso
  • disfrutar de las terrazas a la orilla del río, en la que se pueden probar la repostería conventual de Amarante
  • En Felgueiras, probar el célebre bizcocho pão-de-ló de Margaride

La Ruta del Románico es un recorrido por 58 monumentos situados en el norte de Portugal, junto a los ríos Támega, Sousa y parte del Duero.

Incluye monasterios, iglesias y monumentos, puentes, castillos y torres que tienen en común la arquitectura románica característica de esta región. Este conjunto se encuentra en el centro de un triángulo cuyos vértices son Patrimonio de la Humanidad: Oporto, Guimarães y el valle del Duero.

La Ruta del Románico se divide en realidad en 3 rutas unidas por carretera y que siguen los valles de los ríos: Ruta del valle del Sousa con 19 monumentos, Ruta del valle del Támega con 25 monumentos y Ruta del valle del Duero, aproximadamente entre Castelo de Paiva y Resende, con 14 monumentos.

Esta región y su patrimonio arquitectónico se encuentran indeleblemente asociados a los orígenes de la nación portuguesa, ya que aquí residían familias nobles que ayudaron a los primeros reyes en la Reconquista cristiana del territorio que actualmente es Portugal. Por otro lado, el clero y las órdenes religiosas ayudaban al establecimiento de las poblaciones, razón por la que en un reducido espacio se concentran iglesias, monasterios y otros monumentos con características arquitectónicas singulares, que muchas veces adoptaron funciones defensivas, marcadas por torres almenadas y contrafuertes.

El peculiar carácter de este legado histórico y artístico se basa, entre otros motivos, en la decoración patente, por ejemplo, en pórticos de iglesias y conjuntos monásticos, donde la utilización de temas animalistas, vegetalistas o geométricos, junto con una evidente calidad escultórica, ofrecen una visión de conjunto de las edificaciones reunidas en este itinerario y que las caracteriza en el contexto del románico portugués. Por otro lado, aunque en su mayoría datan de los siglos XI y XIII, estas técnicas constructivas se prolongaron en el tiempo, cuando en otros lugares ya predominaban las soluciones góticas, lo que supone otra peculiaridad de esta Ruta del Románico.

En un viaje por la historia, la Ruta del Románico constituye un excelente punto de partida para disfrutar de una completa visita a la región y a otros signos de identidad regional como la gastronomía tradicional, los vinos, las fiestas, los mercados en los que se puede encontrar artesanía local o el propio contacto con la gente. Siempre en comunión con la naturaleza, también encontramos senderos y caminos para paseos a pie o en bicicleta. Para los más atrevidos, el río Paiva nos desafía a vivir experiencias únicas, con descensos de rafting inolvidables.



Búsqueda avanzada
Planificación Vea los favoritos que ha seleccionado y cree su plan o su folleto
¿Ha olvidado su contraseña?
Inicie sesión a través de las redes sociales
*Por favor, espere. *Le enviaremos las instrucciones para la recuperación de la contraseña a su dirección electrónica. *Correo electrónico no enviado. Inténtelo de nuevo.
Inicie sesión a través de las redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación y no guarda datos identificativos de los usuarios.
Poderá desactivar esta función en la configuración de su navegador. Para más información, consulte las Términos de Uso

close