www.visitportugal.com

Live Chat

Playas del Algarve

Praia da Falésia
Foto: Turismo do Algarve
Foto: Turismo do Algarve

De los largos arenales protegidos por acantilados dorados a las pequeñas bahías anidadas entre rocas, el Algarve tiene playas para todos los gustos. Pero todas garantizan unas vacaciones perfectas al sol.

¿Cuáles son los ingredientes de esta oferta? El clima suave, que cuenta con unos 300 días de sol al año. Un mar de aguas claras, casi siempre templadas y tranquilas. Y las arenas, finas y blancas, una invitación irrechazable para relajarse, con un gesto tan sencillo como estirar la toalla al sol para conseguir un bronceado envidiable, o jugar a construir castillos a la orilla del mar en compañía de los más pequeños.

De la costa sudoeste cerca de Aljezur hasta el extremo este junto a Vila Real de Santo António, casi 200 son los kilómetros de playas, muy distintas unas de otras. La mayor parte dispone de buenas condiciones de seguridad y una calidad reconocida por la Bandera azul europea, con instalaciones que garantizan el deporte y la diversión. Muchos arenales de gran belleza ofrecen escenarios idílicos para momentos románticos y otros quedan cerca de lugares de animación nocturna, punto de encuentro de aquellos que no pueden pasar las vacaciones sin música y baile. Pero también hay playas casi desiertas, en las que la naturaleza permanece en un estado prácticamente salvaje.

Hay un gran número de playas accesibles a personas con movilidad reducida y muchas incluso cuentan con instalaciones que permiten que todos disfruten del baño en el mar. Y también hay playas reservadas a los naturistas y otras en las que, por estar poco concurridas, se tolera esa práctica.

Las playas más inexploradas se localizan en la Costa Vicentina, en contraste con la zona central, entre Lagos y Faro, donde se encuentran los arenales cosmopolitas, consecuencia de la mayor densidad de oferta hotelera, que incluye muchos resorts de alta calidad. El Parque Natural da Ria Formosa es un remanso de paz, una zona de aguas plácidas recortadas por islas, canales y lagunas, que marca la transición hacia el este, donde los mares son más cálidos y suaves, y los arenales muy extensos.

Casi todas las playas cuentan con restaurantes y bares para descansar y tomar un refresco cuando el sol más aprieta, saborear el fresquísimo pescado de la región o disfrutar de la puesta del sol, mientras se esconde en la aguas del mar. El colofón perfecto para un día bien aprovechado. 


Planificación Vea los favoritos que ha seleccionado y cree su plan o su folleto
Inicie sesión a través de las redes sociales
Inicie sesión a través de las redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación y no guarda datos identificativos de los usuarios.
Poderá desactivar esta función en la configuración de su navegador. Para más información, consulte las Términos de Uso

close