www.visitportugal.com

Llevarse Portugal a casa

Portugal Shopping Experience

Cuando hacemos un viaje o conocemos un lugar nuevo, nos gusta llevarnos un recuerdo o bien aprovechamos para comprar algunos regalos. Y habitualmente buscamos objetos o productos que sean representativos del país y de su cultura, que sean únicos. 

No le resultará difícil encontrar las piezas mencionadas cuando visite Portugal, pero siempre puede incluir en su programa tiendas más antiguas y tradicionales, que puede encontrar en el proyecto “Comercio con historia”. Cuando visite un museo, pase por su tienda y sorpréndase con las piezas portuguesas.

Aquí le dejamos algunas ideas de lo que se puede llevar a casa.

Corcho
Es uno de los productos naturales más característicos del país. Portugal es el mayor transformador mundial de corcho y cuenta con el 53 % de la producción. Además, el área de alcornocales en el territorio corresponde al 25 % de su distribución en el mundo.

Aunque los corchos sean el objeto más conocido, existen muchos artículos de corcho, en particular, en las áreas de producción como el Alentejo, donde se concentran el 72 % del total. Recientemente se creó el tejido de corcho y es posible encontrar muchos objetos, accesorios, ropa y zapatos hechos de este material que tienen propiedades muy valoradas, como el hecho de ser resistente, versátil, reciclable, hipoalergénico y el hecho de tener cualidades térmicas.

Orfebrería
La joyería tiene tradición en Portugal y existen actualmente muchos creadores reconocidos por la calidad del diseño de sus trabajos en plata, oro y piedras preciosas.
En Porto y en la zona norte, el oro se trabaja en filigrana, combinando hilos muy finos y bolas de metal muy pequeñas, soldadas de forma que componen un diseño ornamental muy minucioso. También puede hacerse en plata. Todavía hoy en día, las participantes en las fiestas tradicionales, como las de Nuestra Señora de la Agonía, en Viana do Castelo, exhiben sus piezas de filigrana, las cuales forman parte de los trajes folclóricos de novia.


Filigrana, Viana do Castelo

Textiles 

La industria textil es una de las más representativas de la economía portuguesa, alcanzando el 10 % de las exportaciones nacionales. Los tejidos son reconocidos por su calidad, siendo la elección de muchas marcas a nivel mundial, tanto de vestuario como de artículos para el hogar. Estilistas portugueses como Ana Salazar, Fátima Lopes, la doble Manuel Alves/José Gonçalves, José António Tenente, Filipe Faísca o los Storytailors, entre otros, son una referencia en la moda y en el diseño y cuentan con un reconocimiento a nivel internacional.

Las fábricas de lana de la Sierra da Estrela tienen tradición, aunque en todas las regiones donde todavía se crían ovejas se pueden encontrar artículos de lana, ya sean mantas, telas o prendas de ropa hechas a mano. Entre los tejidos más artesanales, el burel, hecho completamente de lana, tiene una gran resistencia y durabilidad. Estas cualidades son el resultado de su particular proceso de fabricación, en el que el tejido, después de tejerse, pasa por una máquina que bate y escalda la lana, lo que da la apariencia compacta y resistente al paño.


© Loja do Burel, Lisboa

En todas las regiones el trabajo artesanal tiene su expresión en los bordados. Entre los diversos tipos de trabajo que se pueden encontrar por todo el país, destacan algunos que ya ganaron más tradición. En el norte del país, en la región de Viana do Castelo, son populares los coloridos pañuelos de novios con pequeños pájaros y mensajes de amistad y de amor. Junto al mar, Vila do Conde, Peniche y el Algarve son una referencia en lo que a encajes de bolillos se refiere, lo cuales, en su origen, eran elaborados por las mujeres de los pescadores. Hecho a mano desde hace más de 150 años, el trabajo delicado del bordado de la Madera también es muy apreciado.

Tapicerías
La lana en hebra se utiliza en el arte de la tapicería. Los trabajos portugueses más representativos son los tapetes de Arraiolos, bordados a mano desde el siglo XV. En la tapicería cabe mencionar la fabricación de Portalegre, más utilizada en la decoración mural. Las piezas se hacen en telares, con una técnica única que permite la reproducción rigurosa de trabajos de pintura gracias a las características del punto de Portalegre y de la posibilidad de utilizar medios tonos a la hora de teñir el hilo. Muchos artistas portugueses como Vítor Pomar, Vieira da Silva y Almada Negreiros tienen obras reproducidas en tapicerías de Portalegre.

Conozca más sobre el arte tradicional del Alentejo en www.visitalentejo.pt o sobre las formas de hacer las cosas características del Algarve en www.visitalgarve.pt. Para conocer con mayor detalle la historia del bordado de Madeira, consulte www.visitmadeira.pt.

Calzado 
Es también un sector muy expresivo en la economía portuguesa. Portugal tiene algunas marcas de zapatos reconocidas internacionalmente por su calidad y diseño. Cerca del 90 % de la producción está dirigida a la exportación. 
Las marcas con mayor proyección internacional son: Fly London, Camport, Eject, Exceed, Hard Hearted Harlot Shoes, Mackjames, Prophecy, Softwaves (GoAir, Go Green), Luís Onofre, Paulo Brandão, Miguel Vieira y Carlos Santos. Estos últimos son reconocidos en el segmento de lujo.

Azulejo
Bastante representativo de la cultura portuguesa es el azulejo, que se encuentra por todas partes en Portugal, en las calles, en las fachadas de los edificios y en el interior de las casas, pero también se encuentra aplicado a pequeños objetos utilitarios y decorativos. El pequeño cuadrado vidriado es único y será siempre un buen recuerdo.


© Museu Nacional do Azulejo

Alfarería

Por todo el país, es habitual encontrarse trabajos de barro en los mercados y ferias tradicionales. En el Alentejo, la alfarería es todavía una de las principales expresiones artesanales y es posible encontrar artesanos trabajando que mantienen los procesos de producción antiguos. Cabe mencionar la vajilla de barro pintada de Redondo, Viana do Alentejo y São Pedro do Corval, los centros de producción de Flor da Rosa y de Estremoz y la alfarería adornada con piedras de Nisa, en la que se decora el barro con dibujos hechos con pequeñas piedras blancas incrustadas. 
Cabe mencionar que la singularidad de la fabricación de la cerámica negra de Bisalhães (cerca de Vila Real) y de la técnica de modelado de las figuras de barro de Estremoz ya ha sido reconocida por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad


© dvoevnore / iStock

Cerámica
En el arte de la cerámica, destaca la loza pintada de Viana do Castelo, de Coímbra o de Alcobaça, réplicas de las piezas de los siglos XVII y XVIII, y algunas marcas portuguesas, como Vista Alegre, reconocida internacionalmente y que se caracteriza por el equilibrio entre tradición y modernidad de sus piezas. En las cerámicas prácticas y decorativas, la fábrica Bordallo Pinheiro también es una referencia, con piezas inspiradas en elementos de la naturaleza, como plantas y animales. Las Golondrinas, que a menudo decoraban las casas de los portugueses por todo el mundo, son una de las piezas más populares actualmente.
Si pasa por el centro de Portugal, siga la Ruta de la Cerámica.

Vino
Una botella de vino es siempre apreciada, ya sea de los clásicos vinos generosos de Oporto o Madeira, o un buen vino de mesa o de reserva de una de las regiones de demarcación de vinos. Después de todo, Portugal es el 11.er país productor de vino a nivel mundial y el 10. º en exportación.
Pueden adquirirse en una tienda de vinos, con el asesoramiento más especializado y personalizado, aunque en cualquier supermercado puede encontrarse una buena oferta. Ante la duda y como la selección es amplia, es siempre útil consultar Wines of Portugal, con tiendas en los principales aeropuertos.


Centro de Portugal, Luz Houses Fátima © Emanuele Siracusa 

Productos gourmet
Algunos productos que forman parte de la gastronomía portuguesa son también buenas ideas para pequeñas ofertas o simplemente para llevar a casa los sabores de Portugal.
En el sur, en el nordeste y en el interior del Centro de Portugal, predomina el olivar. El aceite portugués tiene cualidades reconocidas en todo el mundo, habiendo ganado premios en la agricultura biológica a nivel europeo. Las aceitunas son una presencia constante en la gastronomía portuguesa y gustan mucho como aperitivo. Habitualmente se sirven en el couvert de los restaurantes.
La pesca y la industria de las conservas de pescado es una de las principales actividades económicas de los portugueses, de entre las más tradicionales. En los últimos tiempos, ha habido una apuesta fuerte por la revitalización de las marcas de conservas portuguesas, cuya calidad está muy valorada a nivel mundial.
También merece la pena mencionar los quesos, las compotas, los dulces conventuales y los frutos secos como nueces, almendras, avellanas, piñones, higos, pasas y castañas. En la pastelería, destaca el pastel de nata, una de las especialidades portuguesas más apreciadas.


Búsqueda avanzada
Planificación Vea los favoritos que ha seleccionado y cree su plan o su folleto
¿Ha olvidado su contraseña?
Inicie sesión a través de las redes sociales
*Por favor, espere. *Le enviaremos las instrucciones para la recuperación de la contraseña a su dirección electrónica. *Correo electrónico no enviado. Inténtelo de nuevo.
Inicie sesión a través de las redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación y no guarda datos identificativos de los usuarios.
Poderá desactivar esta función en la configuración de su navegador. Para más información, consulte las Condiciones de uso y tratamiento de datos personales

close