www.visitportugal.com

Vela

Vela
Lugar Estoril
Foto: Turismo do Estoril
Foto: Turismo do Estoril

Con un clima suave, sol brillante y vientos favorables, practicar la vela a lo largo de la costa portuguesa es un enorme placer. Siempre en el océano Atlántico, a veces tranquilo para una navegación relajada, o más temperamental, con retos que exigen mucha energía.

Si en el siglo XV los portugueses izaron las velas al viento en carabelas y naos, y se aventuraron “por mares nunca antes navegados”, como tan bien narró Camões, hoy en día, el mar es un espacio privilegiado para el deporte. La vela se practica en diversas clases de embarcaciones de norte a sur del país, al igual que en los archipiélagos de las Azores y de Madeira.

Sin embargo, hay algunos lugares que destacan por encima de todos. En primer lugar, la bahía de Cascais, cerca de Lisboa, y la bahía de Lagos, en el Algarve, consideradas de los mejores campos de regata del mundo, motivo por el cual son escenario de los más prestigiosos eventos y trofeos de la modalidad. Muchas son las pruebas internacionales que han incluido competiciones y escalas en nuestras aguas, como la Tall Ships Race y la Volvo Ocean Race en Lisboa, la Regatta Clipper around the world en Madeira, la TP/52 Audi Med Cup en Portimão o el Centenario de la ISAF, la Federación Internacional de Vela, que se celebró en Cascais.

Por todo el país hay empresas, escuelas y clubes náuticos que dinamizan la práctica de la vela y enseñan a quien quiera aprender, pero aquí mencionamos algunas zonas que presentan un mayor potencial para la modalidad. Por ejemplo, en el Norte de Portugal, Viana do Castelo, Póvoa do Varzim y Leixões, y en el Centro, la ría de Aveiro de Ovar a Costa Nova, Figueira da Foz o Lagoa de Óbidos. Cerca de Lisboa, a lo largo de la costa de Estoril, es normal divisar muchas velas blancas en el horizonte, como en Sesimbra y más al sur en Tróia. Además de Lagos, a los navegantes les gusta toda la costa del Algarve, en la que destaca también Vilamoura, donde se encuentra el puerto deportivo más antiguo, o Portimão, que recibe concentraciones de equipos de alta competición. También cabe mencionar, en el medio del Atlántico, las islas de Madeira y Porto Santo, así como el archipiélago de las Azores, en el que destaca, naturalmente, la isla de Faial, con el puerto deportivo de Horta, legendario entre los aficionados a la vela de todo el mundo.

En cualquiera de estas zonas se puede alquilar un barco y disfrutar de la libertad de surcar las aguas disfrutando de otras perspectivas de los paisajes. Y la navegación no se limita al mar, por ejemplo, en el río Duero, o en la presa del embalse del Alqueva, también hay enormes superficies de agua que se pueden recorrer. Para aquellos a los que le gustaría disfrutar de la experiencia de navegar siguiendo la ruta han trazado, pero que todavía no han aprendido a manejar el timón, existe la posibilidad de alquilar una embarcación con patrón dejándose llevar sobre las aguas. Otra opción para navegar con toda la comodidad es tomar parte en los circuitos organizados en veleros antiguos y disfrutar de las vistas de las zonas costeras.

Por todo el país existen muelles, puertos deportivos y de recreo que proporcionan todo tipo de servicios e infraestructuras para los que realizan travesías largas, y muchas propuestas para aquellos que solo pretenden probar la modalidad. Son el apoyo con el que se puede contar en tierra firme, el puerto seguro para cualquier “lobo de mar”.


Planificación Vea los favoritos que ha seleccionado y cree su plan o su folleto
Inicie sesión a través de las redes sociales
Inicie sesión a través de las redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación y no guarda datos identificativos de los usuarios.
Poderá desactivar esta función en la configuración de su navegador. Para más información, consulte las Condiciones de uso y tratamiento de datos personales

close